Elecciones Municipales, la campaña electoral más compleja

Elecciones Municipales, la campaña electoral más compleja

Soy Alex Borrás y desde 2008 a la actualidad he estado desarrollando parte de mi actividad profesional en la comunicación política. He participado en unos 12 procesos electorales de todo tipo, de los cuales dirigí 7 como responsable autonómico, llegando a trabajar con más de 30 líderes políticos distintos. He querido dedicar este artículo monográfico a las Elecciones Municipales, uno de los procesos de comunicación política más difíciles pero más apasionante.

Tras haber trabajado en tres de ellas: 2011, 2015 y 2019 he querido compartir algunas reflexiones y consejos destinados a todos aquellos candidatos que se enfrentan a este proceso y que tienen la sensación de estar Solos ante el peligro, como lo estaba Gary Cooper en la película del mismo nombre.

Las Elecciones Municipales son la campaña electoral más compleja para un partido político y un equipo de comunicación. Existen miles de candidatos, cada uno con sus equipos y organización, muchos de ellos son inexpertos en este tipo de procesos y el Área de Organización de los grandes partidos no tiene recursos para poder ayudarlos a todos.

Recursos orientados a Nacionales y Autonómicas

La mayoría de los grandes partidos tienen unos equipos en las áreas de Organización, Comunicación y Estudios y Programas cuyo principal objetivo son las Elecciones Generales y en segundo lugar las Autonómicas.

Esto tiene sentido porque es en esos comicios donde se juegan, no solo el Gobierno de la nación o de las autonomías, sino su capacidad de influencia. Por ejemplo en la presente legislatura, partidos periféricos con pocos diputados en el Congreso como ERC y Bildu logran una gran influencia en las decisiones del Gobierno gracias a la aritmética parlamentaria. No es un fenómeno nuevo, también sucedió en los pactos que realizó Aznar con el partido nacionalista Convergencia i Unió liderado por Jordi Pujol al igual que su antecesor Felipe González.

Los problemas de los municipios

Cuando llegan las Elecciones Municipales, los grandes partidos ponen en marcha esa potente maquinaria de comunicación dedicando la mayoría de recursos financieros y humanos a las grandes capitales que permiten obtener prestigio, recursos económicos en forma de subvenciones a grupos parlamentarios, concejales del partido con un sueldo y una dedicación exclusiva a la política, así como el nombramiento de asesores junto a la gestión de recursos si se llega a lograr la alcaldía.

Los partidos locales de municipios de tamaño mediano y pequeño se encuentran un poco desamparados en este tipo de elecciones ya que es imposible que reciban atención por el gran número de candidatos y las prioridades citadas.

Tampoco se les facilitan Manuales o Guías completas de campaña para ayudarlos, como mucho les envían folletos, los llamados flyers, la foto oficial del candidato y un pequeño presupuesto para poner banderines y carteles, que en la era de Internet tienen una dudosa eficacia.

Los nuevos partidos municipalistas

Para acabar de complicar la vida a los partidos tradicionales en municipios medianos y grandes, en las dos últimas convocatorias electorales (2015 y 2019) se ha empezado a notar el fenómeno de los nuevos partidos municipalistas.

No se debe confundir un partido municipalista con una plataforma de electores que usan los vecinos de una población para presentar un candidatura a la alcaldía. Una plataforma vecinal solo se presenta en su pueblo y con un nombre único, además necesita reunir un mínimo de firmas para formalizar su candidatura.

Un partido municipalista se caracteriza por tener una estructura horizontal a diferencia de los grandes partidos nacionales y autonómicos, lo cual les da unas enormes ventajas en unas elecciones municipales:

  1. Independientes. Estos partidos son independientes a la hora de confeccionar las listas a diferencia de los partidos tradicionales donde la lista se elabora en la capital de turno y por criterios políticos y no de beneficio o necesidad para los vecinos.
  2. Conocidos. Sus candidatos son conocidos por los vecinos y pueden realizar una campaña de forma natural a diferencia de los otros candidatos que están condicionados por la ideología de su formación.
  3. Al servicio de sus vecinos. Sus representantes se deben a los vecinos que lo han votado, al ser un partido horizontal, no tienen ningún superior jerárquico que les marque la línea a seguir o los haga callar ante determinados problemas por no estar alineados con los problemas municipales. El candidato municipalista decide de forma autónoma según el interés de sus vecinos, o con cierta coordinación con otros municipios que tengan intereses similares.

Las sucesivas crisis que lleva pasando España de forma cíclica, que empezaron con la del 92 al cierre de la Expo, una leve a principio del 2000, la terrible crisis subprime que se inició en 2007, provocando un terremoto financiero único en la historia y finalmente la pandemia de la COVID-19 ha hecho que los ciudadanos se sientan inseguros y descontentos con los líderes políticos y la partitocracia.

El votante percibe que cuando hay problemas los recursos se destinan a las grandes empresas y entidades financieras. El pequeño comerciante, el autónomo, los trabajadores que van al paro ven con estupor como las grandes corporaciones siguen teniendo beneficios y sueldos multimillonarios mientras se multiplican los problemas en forma de desempleo, desahucios, largas listas de espera en la atención sanitaria y falta de ayudas de todo tipo, especialmente para la dependencia, un problema que se agrava cada día por el envejecimiento de la población.

Todo esto hace que se produzca una gran desafección con la política oficial. La consecuencia inmediata de esta desafección fue la aparición los partidos llamados de la Nueva Política, Ciudadanos, Podemos, VOX, las Mareas y Confluencias, etc. Sin embargo, una vez estos partidos se integran en el Sistema, parece que adoptan las mismas conductas y estrategias que los partidos tradicionales lo que les lleva al fracaso como organización y su práctica desaparición, sus electores están muy decepcionados por la evolución de lo que ellos creían que era una propuesta diferente.

Por eso no debe extrañar que emerjan con fuerza los partidos municipalistas horizontales y que los electores vuelvan con esperanza sus ojos hacia ellos. Se sienten representados de forma directa y sin que las personas que toman las decisiones en sus ciudades y pueblos estén condicionadas por la política autonómica y nacional.

Qué se debe hacer

Todo partido que se presenta a unas Elecciones Municipales en un ayuntamiento de los que no se consideran prioritarios debe prepararse para los comicios con un año de antelación para poder lograr un buen resultado.

No hay porqué ser perfeccionistas y se cometerán algunos errores, pero hay que poner gran interés y sentido común en los asuntos, en beneficio de la comunidad a representar. Eso sí, en temas de comunicación hay que consultar con los expertos, no improvisar ni andar con ocurrencias, porque los rivales políticos nos lo harán pagar.

Los conceptos que enumeraré a continuación los pueden utilizar tanto los representantes de partidos nacionales como los de los municipalistas, después explicaré algunos mensajes específicos para los segundos.

Consejos generales

Estos consejos los puede aplicar cualquier candidatura que piense presentarse a una campaña municipal y quieran afrontarla con éxito.

  • Conocer el municipio. Un paso fundamental para abordar una campaña. Cada municipio es distinto por su ubicación, condiciones y composición del electorado. En algunos será muy importante la marca nacional del partido, en otros puede ser un lastre. Según los antecedentes de los anteriores alcaldes, las infraestructuras de las que disfrutan y los servicios que presenten deficiencias, las campañas y los mensajes deben ser distintos.
  • Guía de campaña. Es imprescindible disponer de un documento en el cual estén reflejadas las tareas a realizar, las fechas y las personas responsables.
  • Guía de comunicación. Reflejar en un documento las líneas principales de la comunicación corporativa de la candidatura. Esto no solamente sirve para cualquier persona que comunica en Internet identificándose como miembro del partido sino que actúa también como cortafuegos cuando alguien realiza una publicación no adecuada.
  • Estrategias de Comunicación. ¿Cómo se decide el voto en unas elecciones municipales? ¿Qué necesitan o reivindican los vecinos? ¿Tendré más votos si estoy en las Redes Sociales, si hago vídeos o si mantengo un perfil bajo porque la marca nacional me protege? La solución es muy sencilla, ofrece propuestas para las necesidades de tus vecinos y aprende cómo las puedes conocer y hacérselas llegar. Es más sencillo de lo que muchos creen y aquí comparto un buen ejemplo de ello, La influencia de Google en los resultados electorales, una evidencia científica avalada por el Doctor en Psicología de Harvard, Robert Epstein.
  • Herramientas eficaces. En la actualidad vivimos en un entorno de «infoxicación», es decir, un exceso de información que nos llega por gran número de canales: televisión, radios, periódicos digitales, Redes Sociales y WhatsApp entre otros. Si un partido no conoce cuales son las más eficaces para lograr votos e intenta estar en todos los canales, perderá el tiempo y las energías en acciones que no le reportarán más votos.

Consejos específicos para partidos municipalistas

Estos partidos tienen unas ventajas sobre los nacionales o autonómicos que pueden aprovechar en este tipo de comicios, algunas de ellas ya se han mencionado en un apartado anterior, pero recordemos las principales:

  • Candidato independiente. Un partido municipalista debe explicar que su candidato no se decide en la oficina del partido en la capital autonómica o en Madrid, sino en la localidad. Por lo tanto no deben obediencias más que a sus vecinos y están alineados con sus necesidades.
  • Libertad de propuestas. Al ser partidos transversales pueden proponer soluciones a los problemas reales del municipio y no tener que seguir las líneas que marca la organización ni tengan aplicación en su localidad.
  • Honestidad. El representante municipalista, ya sea alcalde, concejal o esté en la oposición no tiene que callarse ante determinados problemas por no estar alineados con la política de su organización.  Puede denunciar y reivindicar todo aquello que considere justo y necesario para sus vecinos.
  • Organización. Establecer, al menos, los equipos de Organización, Programas y Comunicación, o similares, que deben discurrir en paralelo y estar sintonizados con las necesidades reales de la población a representar. No dejar para más tarde, y priorizar debidamente la Campaña de Comunicación, pues es un factor clave para multiplicar los resultados.

Conclusiones

Un partido local, sea nacional, autonómico o municipalista debe preparar la campaña un año antes como mínimo. Organizar sus Programas, la Campaña de Comunicación y fijar los objetivos. Optimizar los recursos de los que dispone, existen excelentes herramientas gratuitas para trabajar en equipo, mi recomendación en este aspecto sería Slack, imprescindible.

En pocos días los candidatos se juegan el futuro de los próximos 4 años, pero no solo su futuro, sino también el de sus vecinos. Vale la pena que dediquen un poco de tiempo a conocer qué tienen a su favor para lograr los mejores resultados. No dude en consultarnos por e-mail o WhatsApp si tienes alguna duda.


Autor: Alejandro Borras | Artículos - Wikipedia - Linkedin de Alejandro Borras
Consultor de comunicación digital, Especializado en estrategias de comunicación, Identidad Digital y Reputación Online. Desarrollo de algoritmos para evaluar influencia en Redes Sociales y posicionamiento en buscadores (SEO). Especializado en comunicación política y campañas electorales.

Etiquetas:
Sin comentarios

Publica un comentario

Translate »